Apreciar los caldos malagueños desde la tierra, Dimobe.

La calidad de los buenos vinos malagueños se aprecia en el sabor, aroma y cuerpo. O al menos en última instancia. Conocer la tierra de donde salieron, el mimo que le ponen sus productores y el trabajo artesanal que lleva detrás, refuerza más si cabe la excelencia de estos caldos que están emergiendo con gran fuerza en el mercado. Una revolución que se está produciendo en el sector gracias al esfuerzo de muchos viticultores de la provincia. En el epicentro, una bodega de Moclinejo, la de Muñoz Cabrera -Dimobe-, que lleva desde principios del siglo XX elaborando vinos, principalmente con uva moscatel, una de la grandes joyas de la Axarquía.

Leer más.

bodega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *